domingo, 11 de septiembre de 2016

Reseña #17: El ángel caído - Nalini Singh

Título: El ángel caído
Título original: Angel's blood
Autora: Nalini Singh
Saga: El Gremio de los cazadores #1
Editorial: DEBOLS!LLO
Siguiente libro: El beso del arcángel
Páginas: 430 págs



La cazavampiros Elena Deveraux sabe que es la mejor en lo suyo. Lo que no sabe es si será suficientemente buena para llevar a cabo esta misión. La ha contratado el arcángel Rafael, un ser tan bello como peligroso, una criatura que aterraría a cualquier mortal. Elena también sabe que el fracaso no entra en sus esquemas, ni siquiera cuando la misión es imposible.

Porque esta vez no tiene que rastrear y capturar a un vampiro.
Esta vez tiene que atrapar a un arcángel rebelde.

Elena se verá inmersa en una matanza como ha visto pocas, que la pondrá al borde de la vida... y de la pasión. Incluso saliendo viva de esta, sucumbir a las caricias de Rafael puede significar la muerte.

Cuando los arcángeles juegan, los mortales sufren.


¡Hola a todos! ¿Qué tal el día? Espero que muy bien.

Hoy os traigo la reseña de El Ángel caído de Nalini Singh, un libro que leí hace un par de semanas y que me sorprendió bastante.

Nalini Singh nos sumerge en un mundo, similar al nuestro, gobernado por un sistema jerarquizado, donde en la cúspide de la pirámide se encuentran los bellos y mortíferos arcángeles, seguidos por los ángeles, vampiros y en la base: los humanos. Nos encontramos en un mundo donde los seres humanos tienen perfectamente asumido la existencia de vampiros y arcángeles; un lugar donde estos seres sobrenaturales viven con total normalidad mezclándose con los seres humanos; un sistema donde los arcángeles gobiernan y los demás obedecen. Estos seres alados tienen el poder y la capacidad de convertir a los seres humanos en vampiros (con consentimiento, claro está). Y aquí entra al juego, el Gremio de Cazadores, que básicamente se dedica a cazar a los vampiros fugitivos y entregárselos a sus amos (los ángeles). 

A este gremio de Cazadores, pertenece nuestra querida protagonista, Elena Deveraux, una de las mejores cazavampiros del Gremio. Ella es una mujer fuerte e independiente, una luchadora nata con las ideas claras, y cuya lengua de doble filo le traerá algún que otro problemilla. Su vida cambiará cuando, de buenas a primeras, reciba una misión secreta del mismísimo arcángel Rafael, un ser que rebosa poder, inmortalidad y frialdad, y que despertará en Elena sentimientos que nunca ha experimentado.

Sin más remedio, Elena, consciente del peligro, acepta la misión de Rafael: Atrapar a Uram, un arcángel. El juego empieza y Elena es la ficha clave en el tablero, ¿Podrá atrapar al  poderoso arcángel Uram? ¿Morirá en el intento o sobrevivirá para contarlo? ¿Sucumbirá a las caricias del seductor Rafael?

Si esperáis encontraros en este libro los típicos "ángeles caídos" y/o ángeles con sus blancas alitas y aureolas doradas brillantes, bondadosos y compasivos, estáis muy equivocados. La autora nos presenta una sociedad donde los ángeles son la élite, los mandamases, ellos mandan, los demás obedecen. Estos seres alados son calculadores, fríos, poderosos. Estamos muy acostumbrados ya a los libros de vampiros, ángeles, cazadores que cazan criaturas sobrenaturales... Nalini Singh ha recogido todos esos "ingredientes", los ha unido en uno solo creando un mundo propio, lleno de arcángeles, ángeles, vampiros, cazadores y humanos originado un cóctel bastante explosivo y que me ha agradado bastante. 

 Un punto muy positivo que tiene el dichoso libro, es el ritmo de la lectura, ¡No podía dejar de leerlo!: entre la acción que tiene el libro, el misterioso pasado de la protagonista, los secretos de los ángeles que bajo ningún concepto pueden salir a la luz, la misión de atrapar a Uram, el arcángel caído, y la tensión sexual existente entre Elena y Rafael, me daba pena cuando tenía que dejarlo porque tenía que hacer otras cosas.

El libro está narrado en tercera persona y casi siempre desde la perspectiva de la protagonista, Elena, digo casi siempre, porque en ciertas ocasiones nos vamos a encontrar capítulos narrados desde el punto de vista de nuestro arcángel, Rafael. Esto me ha gustado bastante, debido a que refleja el cambio brutal que va a sufrir la personalidad de nuestro angelito a lo largo de todo el libro: como se va volviendo cada vez más "humano" con el paso de las páginas y va dejando un poco de lado esa divinidad que le lleva a ser calculador y frío y, por consecuencia, inhumano (no sé si me explico). Esta "falta de humanidad" de parte de Rafael, se ve muy buen plasmada en el inicio del libro y está muy bien conseguida por parte la autora.

Otro detalle que personalmente que ha gustado mucho, es la forma en la que un ser humano se convierte en vampiro. No voy a dar muchos detalles, pero no es la típica de vampiro muerde a ser humano y ser humano se convierte en vampiro o vampiro muerde humano, humano muere, humano convertido en chupasangre; si no que es un proceso mucho más complejo, un nuevo método que ha creado la autora mucho más interesante que el convencional.

Otra cosa que también me ha gustado, es la crudeza con la que narra la autora. No se corta ni un pelo en contarnos la realidad de algunas escenas.

Con respecto a los personajes, la mayoría me ha gustado. Elena, nuestra querida protagonista, es unas de esas protagonistas que me encantan. Una mujer fuerte e independiente, una luchadora nata, sarcástica y una venenosa lengua de doble filo que le ha causado algún que otro problema por decir algo inadecuado en un momento inoportuno. Al decir verdad, al principio a Elena la veía demasiado perfecta, demasiado irreal, pero no es así. Conforme vayamos pasando las páginas veremos que un personaje muy humano, muy real, que ha sufrido mucho a lo largo de la vida y con un pasado muy turbio que es mejor no recordar. Después tenemos a Rafael, con el que he tenido sentimientos encontrados por esa obsesión-posesión por Elena. Al principio, tenía unas ganas inmensas de meterme en el libro y gritarle a la cara: "¡Capullo!",  pero conforme ha ido pasando el libro y he descubierto ese lado humano que he comentado antes, al final me ha ganado. Como personajes secundarios, destaco Dmitri y Illium. El primero, es un vampiro que me ha sacado alguna que otra sonrisa con sus ocurrencias y el segundo, un ángel de alas azules (deben ser tan bonitas) muy amigable y achuchable.

Terminando ya la reseña, algo que destacar es el final. Sin entrar en detalles, lo vi muy previsible, aunque es normal que sea así, porque era la manera que tenía la autora para continuar la saga.

En conclusión, El ángel caído de Nalini Singh es una novela que engancha mucho, con un ritmo brutal que hace que no puedas despegar los ojos de las páginas de este dichoso libro, con un trama increíble llena de poderosos ángeles, chupasangres y cazadores, una luchadora nata como protagonista con una venenosa lengua que hará que rías a carcajada limpia y con unos personajes muy carismáticos. A pesar de que, siempre desde mi humilde opinión, el final se me hizo un poco previsible, recomiendo este primer libro de la saga porque merece mucho la pena.




Muy recomendable 
Mia Bane



1 comentario:

  1. ¡Hola!
    La verdad es que estos libros me llaman la atención desde hace bastante tiempo. Seguramente les de una oportunidad más adelante porque las criaturas que aperecen me encantan. Y me ha entrado curiosidad saber cómo se les convierte ^^ ¡Un besooo!

    ResponderEliminar